Foto: INA EE. UU.

¡Una palabra de consuelo para el 5to aniversario del 11 de septiembre!

Foto: INA EE. UU.

Nueva York. El apóstol mayor Wilhelm Leber, quién se encuentra en estos momentos en los EE. UU., aprovechó el servicio divino del 10 de septiembre de 2006 en Nueva York para una palabra especial de consuelo. En todas partes y en especial en Nueva York recuerdan la tragedia del 11 de septiembre de 2001. Dice el jefe espiritual de la Iglesia Nueva Apostólica: «Oramos una y otra vez para las almas de los que murieron. Nuestra compasión está con los que entonces perdieron sus parientes y que hasta hoy sufren».

En el servicio divino el apóstol mayor Wilhelm Leber leyó una palabra especial de la Santa Escritura, que debe dar valor para el futuro, como él dijo: «Así que nosotros, que estamos recibiendo un reino inconmovible, seamos agradecidos. Inspirados por esta gratitud, adoremos a Dios como a él le agrada, con temor reverente». Estos pensamientos de Hebreos 12: 28 les deberían servir de manera especial a los hermanos en la fe en Nueva York, así el apóstol mayor. Muchos de ellos están afectados directamente por los trágicos acontecimientos del golpe terrorista de hace cinco años.

11 de septiembre de 2006